Agemono los platos fritos en Japón. Agemono es una de las categorías de la cocina japonesa, como también lo son los nimono, yakimono, suimono… etc.

Agemono engloba cualquier tipo de plato con ingredientes fritos. Siempre que encontremos un plato japonés con la palabra «age», significa que estamos ante un tipo de agemono o frito.

Agemono los platos fritos en Japón…

Existen 4 técnicas básicas para freír:

Sua-ge

Cuando los alimentos se fríen directamente sin rebozar. No se suele utilizar con ingredientes blandos o que contengan mucha agua. Preferiblemente, ingredientes que tengan una cierta consistencia y que por su color o forma no se quieran enmascarar en un rebozado: judías verdes, raíz de loto, boniatos, berenjena…

Agemono los platos fritos en Japón
Berenjena frita (agenasu)

Kara-age

Los alimentos se rebozan en harina de trigo, harina de maíz, fécula de patata o también en kuzu y luego se fríen. Suele emplearse esta técnica para freír carne de pollo y también otras carnes, pescados, tofu y verduras. La carne se marina, se reboza y se fríe en aceite muy caliente. Quedará jugosa por dentro y crujiente por fuera. Cuando decimos Karaage inmediatamente pensamos en pollo frito, por ello deberíamos especificar “tori no karaage”, ya que karaage es la técnica. Otro plato típico de karaage es el agedashi tofu

Agemono los platos fritos en Japón
Tori no karaage
Agemono los platos fritos en Japón
Agedashi dofu

Koromo-age

Los alimentos se rebozan en una mezcla de harina y huevo. Tempura es el plato estrella de este tipo de fritura. También el kakiage. Es una técnica adecuada para pescado, marisco y verduras de temporada.

Agemono los platos fritos en Japón
Tempura
Agemono los platos fritos en Japón
kakiage

Kawari-age

También se le llama “furai”. Los alimentos se pasan por huevo batido, luego se rebozan. El plato más típico es el tonkatsu: lomo de cerdo rebozado con panko y frito. También las korokke (croquetas japonesas) se rebozan con panko o las gambas (ebi furai)

Agemono los platos fritos en Japón
Tonkatsu
korokke
Ebi furai

Los alimentos fritos empiezan a popularizarse en Japón en el periodo Edo (siglos XVII-XIX), gracias a la influencia de portugueses, chinos y también a la disponibilidad de aceites vegetales.

Importante:
Se recomienda comer los alimentos fritos justo después de su preparación.